Logo SEPC
Evento Destacado

Evento destacado.

Ver detalles

Login

La brecha entre la psiquiatría de investigación y la psiquiatría clínica

“Es un hecho que la brecha entre el círculo restringido de investigadores que trabajan en esta área [la psiquiatría] y la gran población de médicos que tratan con pacientes en todo el mundo ha ido aumentando constantemente a lo largo de los años. El psiquiatra promedio no sigue el progreso de la investigación biológica con la misma atención y confianza que el clínico medio en las otras ramas de la medicina. O bien no cree en absoluto en esa investigación, o no espera que la investigación produzca en un futuro próximo algo que pueda ser de utilidad práctica para su actividad diaria. Además, no percibe la acumulación gradual de “evidencia” como una indicación de un aumento continuo del “conocimiento”, sino más bien como un signo de incertidumbre y confusión”.

Este texto fue publicado por Mario Maj, ex – presidente de la Asociación Mundial de Psiquiatría, en la revista World Psychiatry en Febrero de 2011 (https://goo.gl/okfdK2). Pensamos que refleja la filosofía con la que hemos creado la SEPC.

Es una pena ver como algunos grandes congresos de psiquiatría parecen haber entrado en decadencia. En estos eventos la lista de ponentes está trufada de ilustres investigadores presentando sus resultados, pero en la gran mayoría de los casos estos ilustres investigadores no han visto nunca a estos enfermos, tienen a personal contratado que se encarga de recoger la información. Estos investigadores tampoco tienen que tomar decisiones difíciles en situaciones de incertidumbre, como hacemos habitualmente los clínicos. En sus ponencias se limitan a realizar una hermenéutica de sus números y gráficas, para intentar darles un sentido práctico, a veces con interpretaciones muy forzadas. Y son los que están escuchando la ponencia, que ven cientos de pacientes como los de la muestra del investigador, los que realmente les dan un sentido a esos datos,
… o bien no se los creen en absoluto.

Estamos de acuerdo con Mario Maj cuando nos dice que el psiquiatra promedio no espera que la inmensa mayoría de la investigación de la que le informan tenga alguna utilidad práctica. La otra opción que nos ofrece Mario Maj nos parece demasiado dura: que el clínico no cree en absoluto en la investigación.

La investigación es fundamental para el avance de la medicina, no tenemos ninguna duda al respecto. Pero tiene que ser una investigación  dotada de sentido, interpretada en un contexto determinado por quienes tenemos que aplicarla: los psiquiatras clínicos. Somos nosotros los que tenemos que discernir entre información y conocimiento, entendiendo como tal aquél que tiene utilidad práctica, como nos recuerda Mario Maj.